Solo tú puedes elegir ser excelente

By Isra Garcia

Tanto los profesionales independientes como los pequeños negocios, piensan que la excelencia en ejecución y servicio no tiene porque ir con ellos. Se convencen de que esta grandiosa arma (de doble filo) es para aquellos que trabajan con grandes marcas y manejan presupuestos voluptuosos. Una de las primeras cosas que sacrificamos casi siempre en virtud de productividad, bajo coste y cumplir plazos, es la excelencia. Que nada tiene que ver con la perfección. Es curioso ver como muchos piensan que ser brillante es un lujo para unos pocos, que podemos ser brillantes solo cuando tenemos una cartera de clientes abundante o cuando ya no nos tenemos que preocupa o por la competencia o de encontrar los clientes adecuados.

Continuar leyendo “Solo tú puedes elegir ser excelente”

Saltar da miedo cuando saltas por primera vez

By Isra Garcia  
Sí, saltar da miedo. Da miedo cuando saltas por primera vez. Cuando saltas por primera vez y tu paracaídas no se abre, demonios, claro que da miedo. Atemoriza. Cuando saltas por tercera y cuarta vez y tu paracaídas no se abre, no pierdes los nervios, sabes que puede ser algo esperado y trabajas con calma para remediarlo, todavía te quedan unos dos mil metros para aterrizar. Ya, pero saltar da miedo.

saltar da miedo cuando saltas por primera vez

Saltar da miedo

Da miedo cuando abandonas tu trabajo por la oportunidad remota de seguir tu pasión. Igual que cuando abres una tienda, está llena de clientes y nadie compra. O cuando intentas ser habilidoso en cualquiera que sea el arte o materia. El paracaídas no se va a abrir a la primera de cambio. Incluso ocurrirá que en ocasiones no se abra en absoluto y te golpees más de una vez contra las rocas. Solo espero que no sea demasiado fuerte. Saltar da miedo porque podrías quedarte en el intento. Si piensas eso es porque quizá nunca has saltado. Continuar leyendo “Saltar da miedo cuando saltas por primera vez”